October 19, 2014
qué bien, tu madre ha hecho galletas

image

.

"really it´s just for the kids, nothing more than this, 

no roxy music, twelve apostles, twenty four nostrils, 

twenty four laces, shoes at the precint, new black hostel, 

raps written on smartphones”

(Angel Haze ft. Kool AD - Jungle Fever)

.

Si le pegas una patada a una piedra otra piedra mas grande vendrá y le pegara una patada a tu padre.

Esta mañana he ido a donar sangre y la enfermera me ha preguntado con qué frecuencia suelo pensar en el fracaso.

Esta mañana he llegado a un acuerdo con la madre de mi cuerpo por el que yo solo me ocupo de él los fines de semana. 

Ven a mirarte en el espejo conmigo y dime cómo puedo quitar esas manchas de optimismo involuntario.

Mi barba de tres días se parece a cualquier cosa que lleve más de tres días caducada.

No me dejan entrar en la mayoría de bares a los que quieren ir mis amigos pero no me  importa porque no necesito a nadie para sentirme solo.

Todo lo que quiero hacer es ilegal o malo para mi futuro.

Mi respuesta a que todo lo que quiero hacer sea ilegal es beber café a oscuras.

Mi respuesta a que todo lo que quiero hacer sea malo para mi futuro es mancharme la camiseta de american apparel cuando bebo café a oscuras. 

Si la existencia precede a la esencia puedes irte a la mierda.

¿Cómo te sientes cuando me duele la cabeza?

Estoy haciendo un esfuerzo enorme para que me veas como alguien capaz de crear una verdad que sea verdadera para si.

Estoy intentando conquistarte usando un montón de cereales.

Tengo miedo de que algo multimedia pueda pasarle a mi cuerpo.

Me estoy quedando sin comida a la que culpar de que no me quede más comida.

Voy a enviar las fotos que me sacaste borracho al ministerio de sanidad para que las usen como medio de prevención de embarazos adolescentes.

Vamos a casa de tus abuelos a seguir un rutina.

A veces parece que todo no tiene por que ser tan evidente.

Si fueras un ministerio acamparía en tu puerta la noche anterior a rellenar un formulario.

Tengo miedo de perder la memoria y volver a enviarte mensajes que ya te he enviado. Es un miedo de mierda.

Lo siento. Mírame a la cara cuando busco tu lugar en la sociedad.

Estoy tratando de incorporar mas gente fea desnuda a mi día a día.

Estoy tratando de analizar si cuando cuido de mi salud cuido de mi salud o de mi cartera. Lo siento.

Un verdadero caballero no cuenta lo que ha hecho toda la noche del sábado sin salir de casa.

Tu vida es un cliché y mi ropa interior un criterio de desambiguación.

Si todo lo que quiero hacer fuera legal probablemente no me inventase que lo he hecho.

Si me das un punto de apoyo estaré mas cómodo mientras alguien mueve el mundo. 

4:00pm  |   URL: http://tmblr.co/Zwuoco1TYQNzh
  
Filed under: mierda 
October 15, 2014
Roxane Gay: Le tuve miedo al hombre blanco y también lo he amado.

yournaughtybits:

New Statesman | Roxane Gay: I have feared white men and I have loved them.

image

Tengo conocimiento del hombre blanco. He amado al hombre blanco. Aveces es sorprendente para algunas personas. Leen mis escrituras sobre genero y raza entonces suponen cosas. Creen que un ardiente deseo por la…

October 11, 2014

let´s get physical 

(Source: yournaughtybits)

October 7, 2014
The Firestarter, por Scott McClanahan

image

.

Pasé por una época rara hace diez años, en la que cada vez que salía a la calle, veía a alguien ser atropellado por un coche. La primera vez que me pasó estaba cruzado de brazos en mi piso escuchando los gritos de los borrachos del bar de al lado. Era el Día del Trabajo y estaba tirado en el sofá viendo la tele. Estaba a punto de irme a la cama cuando de repente -BAM-  escuché un gran ruido sordo. Miré por la ventana y abrí la puerta. No había más que coches aparcados en el parking del bar y luces parpadeando.

Pero entonces mi novia Kim se despertó y entró en la habitación y dijo “¿qué cojones fue eso?”

"No sé", dije.

Me empujó por la puerta y me dijo disgustada, “Bueno, pues ve afuera y mira a ver.”

Había una furgoneta blanca en el medio de la calle con los intermitentes encendidos y había un tipo de rodillas sobre la hierba. Llevaba pantalones de pintor y estaba llorando. Caminé lentamente hacia allí y vi a una chica que parecía muerta simplemente tirada en el medio de la calle.

Tenía la boca abierta y la ojos también.

Ni siquiera parecía estar respirando y  tenía un aire a muerta en la cara.

El tío que la atropelló estaba ahí sentado, mirándome y llorando en plan, “¿qué vas a hacer?”

Así que miré otra vez a la chica y adivina qué, me seguía pareciendo que estaba muerta. Su boca seguía abierta y le salía sangre por una esquina de la misma.

Como nunca había tomado una clase de respiración cardiopulmonar, simplemente miré hacia ella y pensé para mí “¿qué cojones voy a hacer?”

Así que empecé a alejarme, muy despacio, para no tener que ayudar.

Lejos. Lejos. Lejos.

Luego me di la vuelta y empecé a alejarme más rápido como si no supiera quién era ella.

Entonces llegaron su novio y otro tío corriendo desde el bar. Parecían sacados de un catálogo de J Crew*, así que no huí (ellos estaban con ella cuando fue atropellada y habían ido al bar en busca de ayuda). Se inclinaron hacia ella de rodillas y le hicieron la reanimación cardiopulmonar.

Mil…dos mil…tres mil.

Entonces simplemente me miraron como diciendo “¿estabas tratando de escabullirte de ayudar a una persona?”

Caminé de vuelta y actué como si estuviera dirigiendo el tráfico alrededor de la chica.

Haciendo señales con el brazo dirigí el tráfico de la ruta 60 hacia la izquierda.

Entonces llegó la ambulancia y me alejé poco a poco hacia la acera y les vi hacer la reanimación cardiopulmonar. La pusieron en una camilla y luego la pusieron dentro de la ambulancia y se alejaron conduciendo.

¿Estaba equivocado?

Por supuesto, pasaron un par de semanas y no oí nada sobre si había muerto o no. Más tarde un día estaba caminando con Kim por la calle cuando pregunté, “me pregunto qué le pasó a la chica a la que atropelló el coche, me pregunto si estará bien. Ya sabes, no he oído nada sobre lo que pasó”.

Seguimos andando y Kim llevaba un periódico y lo abrió.

Luego gritó “Mierda. Aquí está. Está viva, está viva”. Me lo enseñó. Había una foto de la chica y un titular que decía MUJER ATROPELLADA POR FURGONETA SE RECUPERA.

Mientras echaba un vistazo había una pareja de Gedeones** y estaban intentando vender Biblias a la gente que caminaba por la calle.

¿Quieres una biblia?

Nop.

¿Quieres una biblia?

Nop.

Luego Kim me leyó el artículo de la mujer atropellada.

Leyó el -quién-qué-cuándo-dónde y por qué- introductorio a la historia: “El domingo pasado por la noche una chica de 23 años, fue atropellada por una coche al intentar cruzar la ruta 60”.

Luego leyó cómo la chica había estado en coma y en cuidados intensivos durante la semana pasada y casi había muerto, y cómo su familia se había mantenido rezando al lado de su cama.

Y luego un día.

TOMA YA.

Se despertó.

Luego al artículo explicaba cómo el pobre tío que la atropelló también estaba borracho.

"Mierda", dije y solté una risilla. "El pobre bastardo fue arrestado y ni siquiera era el que cruzaba sin prestar atención."

Y luego estaba una frase que ella dijo “Quiero dar las gracias a todo el mundo por las oraciones y las cartas. No pude hacer nada. No fue mi culpa.”

Y luego me reí ruidosamente porque fue totalmente, realmente, culpa suya.

Y entonces de repente escuché unos frenos chirriando.

Miré hacia la calle y entonces -BAM- vi a otra chica atropellada por un coche.

Se quedó tirada en el suelo y luego se levantó como si estuviera avergonzada o algo.

Dejadme que os diga, que puede que hayáis estado avergonzados antes, pero nunca los has estado realmente hasta que eres atropellado por un coche delante de un grupo de personas.

Lo divertido fue que el tipo del coche ni siquiera salió de él, pero trató de ayudarla sacando su brazo por la ventana.

Pero ya se había ido y no quería ayuda.

Y lo que es aún más divertido es que los Gedeones ni siquiera fueron a ayudarla, siguieron distribuyendo biblias como si nada hubiera pasado.

¿Quieres una biblia?

Nop.

¿Quieres una biblia?

Nop.

Seguí caminando y empecé a pensar para mí mismo -es la segunda vez este mes que estoy ahí cuando alguien es atropellado por un coche.

¿Qué pasa si es culpa mía?

Incluso empecé a decirle a mis amigos, medio en broma, “Sí, puede que sea como Drew Barrymore en esa película, Firestarter. Ya sabéis esa en la que todo lo que tiene que hacer es pensarlo y las cosas empiezan a arder. Puede que ese sea yo. Todo lo que tengo que hacer es estar ahí y las cosas ocurren. Mirad, si hay algo que conecta a la gente atropellada- soy yo.”

Y luego todo el mundo se rió de mí pensando que estaba bromeando y me dijeron que nadie puede cambiar así las cosas.

Todo el mundo se rió de mí, pero yo no.

No me reí porque sabía que podía hacerlo.

No me reí porque un mes más tarde estaba caminando por la calle.

Y lo vi todo.

Vi aquel coche rojo lleno de viejos acercándose como un rayo.

Vi a aquel tipo alto, larguirucho, cruzando mientras el semáforo se ponía rojo. Llevaba unos libros en los brazos y estaba intentando adivinar hacia dónde dirigirse.

Vi al coche rojo seguir su marcha sin darse cuenta de que el semáforo estaba poniéndose rojo.

Se puso VERDE y luego AMARILLO y luego ROJO. Y en lugar de gritar PARA-PARA no hice nada.

Simplemente miré, consciente de lo que era capaz de hacer.

Simplemente miré cómo pasó todo. Y luego dije -BAM.

Y todo BAM. El coche arrasó la intersección sin ni siquiera frenar. Y lo vi todo.

Y vi el coche rojo.

Y al tío siendo atropellado por el coche…

El parabrisas haciéndose añicos al chocar contra una pierna…

El cuerpo volando por el aire como una calcetín viejo…

Y entonces…

Cayendo.

Cayendo.

Cayendo de nuevo sobre el capó del coche rojo.

Y luego había gente corriendo.

Gritando.

El titular del periódico unos días más tarde: HOMBRE CERCANO A LA MUERTE AL CRUZAR LA CALLE.

Y ni siquiera paré porque probablemente que fui el que lo provocó. Ni siquiera paré y seguí caminando bajo el sonido de la gente pidiendo ayuda.

Volví a mi piso y cerré la puerta. Puse el cerrojo y bajé las persianas y me dije a mí mismo que nunca volvería a salir. Encendí la televisión y puse el volumen realmente alto para no tener que oír el sonido de la pareja del piso de arriba follando. Simplemente me senté y escuché el sonido de la televisión ahogando todo y por un momento no parecía de día, sino de noche. Y luego me dije a mí mismo que nunca le contaría nada a nadie porque fui el que lo provocó todo. Traté de olvidarme de las imágenes de mis amigos y de los coches y de contarles sobre los fuegos que provoqué.

Me dije a mí mismo que no se lo diría a nadie, porque si lo hiciese probablemente estaría poniendo sus vidas en peligro.

Y ahora después de leer esto quién sabe qué coche va a ir a por ti mañana. 

.

* Marca de ropa. 

** http://es.wikipedia.org/wiki/Gede%C3%B3n

.

relato de Scott McClanahan

.

traducido por oscargsierra

October 6, 2014
http://julietescoria.com/post/99330084790/last-night-my-husband-was-messaged-by-a-person

julietescoria:

Last night, my husband was messaged by a person who told him to unfriend someone because they were a “predator.”

image

Scott posted the screenshot on Facebook because he thought it was ridiculous and invasive and it pissed him off.

The person then posted in Alt Lit Gossip, saying that Scott and…

(via magulladon)

October 5, 2014
Daniela Prado

estabanlocos:

Línea divisoria

Tengo un ebrio caracol por corazón
no sé hacía donde me dirijo, ni en donde estoy
escucho ecos sordos en mí cabeza
quiero gritar pero tengo los labios sellados.

Mi sombra no me encuentra
se ha amarrado un colibrí a mi pulso
las paredes extienden un imán hacía mi…

September 28, 2014
ben lerner.

image

voy a matar al presidente.

lo prometo. me rindo. lo siento.

soy gay. estoy embarazada. me muero.

no soy tu padre. estás despedido.

fuego. he olvidado tu cumpleaños.

vas a perder la pierna.

se lo estaba buscando.

se tiró encima del coche.

parecía una pistola. es contagioso.

está con Dios ahora mismo.

ayuda. no tengo ningún problema.

he tomado un bote de aspirinas.

soy médico. te dejo.

te quiero. que te jodan. cambiaré. 

.

.

poema de ben lerner traducido por mí. 

September 27, 2014
yournaughtybits:

razor blade to your head

yournaughtybits:

razor blade to your head

September 27, 2014
un poema de vicente monroy

image

:(

En la plaza, delante de un bloque gris de hormigón estás tan perdido que pareces otra cosa. Hay un 49% de posibilidades de que te eches a reír y un 49% de que te eches a llorar. El otro 2% le pertenece al azar.

Me miras con el azar en el fondo de los ojos que es raro que me miren. Vas a decir algo.

Al final no dices nada y miras al cielo y eres como una misión espacial fallida. Es como si dijeras: “algún día los mejores de nosotros formaremos parte de la colección de Grandes Clásicos de la Literatura del siglo XXI. Venderán nuestras obras por fascículos y entonces sabremos que hemos fracasado”.

Levantando la vista ves cosas intocables como aviones y nubes.

Te dejo las gafas de sol para que escondas los ojos tan rojos del after. Parece que vas a decir gracias y aunque al final no dices nada sé lo que estás pensando.

“¿Nunca te ha pasado que escuchas una canción en bucle durante dos días y luego te cansa?”

:_(

Soy una canción de rap que escuchas en bucle durante dos días y luego te cansa pero también soy quien te pide un cigarrillo en el banco de hormigón mientras mira hacia abajo.

Una cosa es el presente y otra el futuro. Tú quién eres. O mejor quién quieres ser.

Eres un viajero del tiempo perdido en una época o es la época la que se ha perdido. Si consigues arreglar tu máquina del tiempo quiero que viajemos a dentro de dos minutos y cuarenta y tres segundos. ¿Por qué?, me preguntan tus ojos. Porque he tenido una premonición.

Quieres ser la peor conexión con la realidad que he conocido pero incluso eso es mejor que estar solo. Mi conexión de 20 megas. Vamos por una montaña. Vamos cada uno a nuestra casa. Si volvemos a vernos que sea en el pasado.

:__(

Primero me siento mal, pero luego me siento no tan mal. Tumbado en el banco de hormigón no he querido besarte porque estaba pensando en cosas demasiado pequeñas y ahora erguido en el banco de hormigón no quiero besarte porque estoy pensando en cosas demasiado grandes.

No interpretes los besos que te he dado antes como señales de nada porque son un gesto automático. Un tic. La única razón que me lleva a estar contigo esta noche es un terrible dolor abdominal que también me sirve para prever cambios meteorológicos bruscos.

La presión de tu cuerpo al abrazarme me ayuda a soportarlo. En cambio no soporto tu unidireccionalidad. Demasiadas películas me han vuelto insensible a todo lo que no se vea en plano-contraplano.

Tampoco soporto otras cosas de ti como que utilices largas secuencias de frases cortas y sin contenido para callar las mías complejas y llenas de subordinadas.

He tenido una premonición hace dos minutos y cuarenta y tres segundos y ahora hemos viajado en el tiempo en tiempo real. Sé exactamente lo que estás pensando.

“ Lo que dices no me sirve”.

“Edítate”.

:___(

De los 20 megas que tengo contratados 15 son reales y los otros fantásticos, y de los 15 reales sólo 7 son tuyos. Son “tu mayor logro”.

Los otros 8 me los imagino como concavidades y convexidades que las veces que me siento capaz de hacer definiciones defino como “unidades mínimas de significado”.

Si junto varias de estas unidades puedo formar enunciados complejos que me permitan enfrentarme a series del pensamiento abstracto e incluso desarrollar tecnología con ayuda de mi pulgar oponible. En última instancia puedo hacer cosas que redunden en el bienestar de toda la humanidad pero no quiero.

Quiero ir contigo al cine a ver comedias de adolescentes e intentar sacar conclusiones filosóficas de una línea de diálogo de Drew Barrymore, y puede que a través de lo superficial algún día podamos explicarlo todo desde el principio y hasta el final de los tiempos. Con el principio me refiero al big bang. Con el final me refiero a “una tarde juntos donde la canción que hemos oído en bucle durante dos días de repente deja de gustarnos”.

No necesitamos excusas para estar tristes porque somos mejores que el resto así que limítate a estarlo sin darme explicaciones. No me culpes si este poema te parece triste porque la culpa no es mía.

Es de la sociedad.

 .

Vicente Monroy, 2014. 

September 14, 2014
Reseñas del conserje: Miedo Cerval, Aleida Belem Salazar

tiveposts:

perros-romanticos:

image

Aleida Belem Salazar (México, 1989) es ejemplo de quienes no se conforman con la publicación de poemitas castamente encuadernados. Editora cartonera y fanzinera, en fecha reciente se ha lanzado a la locura de crear su propio sello dedicado a la poesía y la ilustración, Stillness & Blood…

Mi reseña de MIEDO CERVAL para LOS PERROS ROMÁNTICOS.

Liked posts on Tumblr: More liked posts »